post-title DeLaredo Celebra A Frida Kahlo Y Su Visita A Laredo, Texas

DeLaredo Celebra A Frida Kahlo Y Su Visita A Laredo, Texas

DeLaredo Celebra A Frida Kahlo Y Su Visita A Laredo, Texas

DeLaredo Celebra A Frida Kahlo Y Su Visita A Laredo, Texas

“Te dejo mi retrato para que tengas mi presencia todos los días y noches que estoy lejos de ti.” – Frida Kahlo

     Frida Kahlo nació el 6 de Julio del 1907, en un suburbio en Coyoacan, México durante la Revolución Mexicana. Antes de convertirse en artista, Kahlo fue hija de un padre inmigrante alemán y de una madre española e indígena. Al parecer, cuando ella sostenía una brocha, es como que si su destino era pintar la realidad de su mundo turbulento, teniendo la habilidad de transmitir sentimientos poderosos y mensajes universales. Kahlo nos abrió las puertas a su mente y corazón cuando expresaba su dolor y sufrimiento en cada lona de aceite unicamente creada. Con pinceles finas, she ahorro la adoración y el respeto del pueblo mexicano.

     A los seis años, Kahlo contuvo polio en su pierna derecha. Esto causó que fuera mas chica que su izquierda. Esta enfermedad la dejó postrada en la cama por nueve meses. Para ocultar su deformidad, ella usaba capas de calcetines, faldas largas y un tacón en su zapato derecho. Cuando se recuperó, fue dejada con una cojera visible. Su padre la aliento a practicar actividades al aire libre como terapia, por ejemplo el fútbol, un ejercicio inusual para una niña en ese tiempo.

     Después, Kahlo sobrevivió un accidente de autobús que la dejó con un dolor para toda la vida. A solo dieciocho anos de edad, fue empalada por una barandilla que pasó por su abdomen. Su pelvis, clavícula, columna espinal y dos costillas se quebraron por causa del impacto. En recuperación otra vez, de ahí fue el comienzo de su carrera como artista, llamándose a sí misma un surrealista.

     Como una revolucionista, cuando el mundo le decía “sé una mujer,” Kahlo siempre le pregunto por qué. Es por su duda a lo que demandaba la sociedad que la hace una icono feminista para muchos. Su padre era su mayor inspiración; ella usaba trajes y tenía el cabello corto por un periodo de tiempo, todo en honor a él. En su tiempo, estas acciones eran consideradas rebeldes y inapropiadas para una mujer, pero Kahlo declara lo contrario, “estoy de acuerdo con todo lo que mi padre me enseñó y nada que mi madre me enseñó.” Añadiendo a su inconformidad, se involucró en la política y se unió al partido comunista mexicano. Kahlo representaba las dos cualidades que una mujer llega a obtiener; ella era fuerte pero a la misma vez ruda.

     En 1929, Kahlo se casó con el famoso muralista, Diego Rivera; quien motivaba su trabajo de arte, muchos cuales fueron inspirados por su relación tumultuosa. Durante su matrimonio, Kahlo sufrió un aborto espontáneoso. Su cuerpo no podía aguantar la presión de tener un bebé debido a las lesiones que el accidente previo le causó. Kahlo paso por un dolor aún más insoportable, aguanto la infidelidad de Rivera y el engaño con su hermana, Cristina. En respuesta a esta traición, ella se corto su cabello largo, el que tanto atrajo a Rivera. Después de su separación de él, ella escogió abandonar su imagen femenina. Junto con su cabello corto, ella se deshizo de sus vestidos Tehuanenses que él tanto quería y lo cambio por ropa de hombre. La única cosa que guardo fueron sus aretes. Con todo el daño emocional que Rivera le causó, Kahlo aprendió a desear su independencia.

     Poco después de su divorcio con Rivera, las pinturas de Kahlo empezaron a enseñar dos lados de ella. Uno de sus más notables retratos es el de “Las Dos Fridas,” un doble autorretrato que representa dos versiones de Kahlo sentada una al lado de la otra. En un lado está la Frida tradicional, en un vestido Tehuanense acompañado con un corazón roto. Al lado está una Frida vestida con colores abundantes y un corazón intacto. En su diario, confesso que esta pintura se trato de su soledad y desesperación causado por la separación del hombre quien más amaba.

     Lo que mucha gente no sabe es que en el 1932, Kahlo comenzó un viaje de Detroit a la Ciudad de México, a su madre desesperadamente enferma. Fue capturada pasando por Tejas, haciendo una parada en nuestra bella ciudad, Laredo. Entro a Mexico por Nuevo Laredo, Tamaulipas. Fue Rivera el que sugirió esta ruta, viéndola como las más rapida. Se dice que ella llegó en la mañana por tren, encontrada con la noticia que Laredo estaba inundado por el Río Grande. Kahlo espero aproximadamente doce horas para cruzar la frontera que la llevaria a su madre.

     La vida de Kahlo no fue fácil. Continuamente sufrio de problemas crónicos y su estable relación con Rivera. A pesar de sus retos personales, la fama de Kahlo surgió a crecer. De hecho, su estimada Casa Azul fue abierta como un museo para el público, mostrando todo el trabajo de su vida. Ahora, el mundo tiene la oportunidad de entenderla en un nivel personal, algo más que sus pinturas podrían dar a entender. Feliz Cumpleaños, Frida!

 

Photography Credits: Lucienne Bloch, Misael Hernandez

Art: Le Vent Art and Studio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *